Ganador del concurso de relato - Día CESDA

En la entrada de hoy queremos publicar el relato que resultó ganador del Concurso de Relatos breves que celebramos en motivo del Día CESDA, el pasado 11 de Febrero.

David Asensio, alumno de segundo curso de nuestra escuela de pilotos, fue el alumno que ganó el premio al mejor relato y a continuación podrás ver su relato que lleva por título "El Día de la Suelta".

 

"CESDA, Piloto aviación comercial, Escuela de pilotos, Concurso de relato" Momento de la entrega del premio

 ¡Esperamos que te guste!

Hoy ha sido uno de esos días en los que suena el despertador; pero ya hace rato que estás despierto. Ves salir el Sol mientras conduces hacia el aeropuerto sabiendo que el día de hoy no es como cualquier otro.

Aparcas y sales del coche mirando al cielo. No hay nubes, el viento está prácticamente en calma; y piensas que hoy, finalmente, será el día.

Entras en la sala de operaciones; algunos compañeros te preguntan cómo lo llevas y si estás listo. Llevas mucho tiempo esperando este momento...

Rellenas rápidamente el papeleo y haces la revisión exterior del avión más minuciosamente que de costumbre. Subes al avión junto con el instructor y realizas un vuelo de una hora donde sabes que, hoy más que nunca, tienes que hacerlo lo mejor posible.

Solicitas permiso para aterrizar y ruedas hasta el parking. Es entonces cuando el instructor te pregunta si estás bien y mientras baja del avión te dice “Bueno chico, ya puedes volar solo”.

Ruedas hasta la pista sin ser aún del todo consciente del momento que estás viviendo. Haces las últimas comprobaciones y mientras esperas a que te autoricen para despegar, miras el asiento vacío del copiloto.

Sabes que ha pasado mucho tiempo desde que tenías 5 años y solo eras un niño que levantaba la vista al cielo ensimismado por los aviones. Y, después de todo, aquel momento que parecía tan lejano al fin ha llegado. Uno de los días más importantes de la vida, de cualquier piloto; el día de la suelta.

Entras en la pista activa, aplicas potencia a fondo, y mientras las ruedas del avión dejan de estar en contacto con el suelo, eres consciente que hoy al fin se ha cumplido uno de los grandes sueños de tu vida.

Realizas los 3 circuitos aprovechando al máximo el momento; sintiendo esa sensación de libertad, imposible de describir, que solo se siente cuando vuelas.

Finalmente, llega el momento de aterrizar. Sabes que bajas del avión siendo alguien diferente a como eras hace tan solo media hora cuando, nervioso, te despedías del instructor.

Es entonces cuando vienen a felicitarte tus compañeros. Sabes que vas a tener que afrontar la “novatada”, que te van a cortar el pelo al 0; pero no te importa. Sabes que hoy ha sido uno de esos días únicos en tu vida; un día que recordarás para siempre.

Y aún queda mucho por delante.

Comparte:
Síguenos
Facebook Twitter Instagram Linkedin Google+ Youtube
grau-per-blog

CESDA EN FACEBOOK

SUSCRÍBETE A CESDA BLOG

CESDA en Instagram