'Todo empezó al ver “Porco Rosso” siendo mi sueño poder volar por el Adriático en un hidroavión al igual que hace el protagonista'

Publicado por CESDA el 24/04/2013 Publicado en ACTUALIDAD, aviación, avión, cesda, entrevista, EXPERIENCIAS, formación, piloto, SECTOR, vuelo

TALO SHI HUANG / ALUMNO 1R CURSO CESDA

Procedente de China, afincado en Sevilla y estudiando para ser piloto de avión en Reus. ¿Qué te ha llevado hasta aquí?

Nací y me crié en Sevilla, mis padres son de ascendencia China y al igual que el resto de mi familia se dedican y viven de la Cocina Japonesa. Como a todo niño, los aviones impresionan bastante, pero no fue hasta que mi hermana empezó a coleccionar aviones de la serie “Aviones y Aeropuertos” de RBA y que también vi la película “Porco Rosso” de Hayao Miyazaki cuando me empecé a adentrar en este mundo. Posteriormente mientras estudiaba en el Reino Unido tuve la oportunidad de pertenecer al Combined Cadet Force de mi escuela en la sección de la RAF y con ello me aseguré de que quería dedicarme a ser piloto y volar.

"CESDA, Piloto aviación comercial, Escuela de pilotos, Alumnos internacionales"¿Fue en ese momento cuándo nació esta necesidad de ser piloto?

Uno no nace con la intención de ser algo, sino que son una serie de factores, influencias y habilidades o cualidades que le llevan a elegir lo que quiere ser, o mejor dicho convertirse en. Se me plantearon muchas otras carreras (Bombero, Traductor, Historia, la industria de los videojuegos, o incluso agente de policía), pero todo empezó como te comentaba al ver “Porco Rosso” siendo mi sueño poder volar por el Adriático en un hidroavión al igual que hace el protagonista de la película. Aunque me di cuenta de que era imposible, pero me convencí de que quería convertirme en piloto.

Mi afición por la aviación fue creciendo exponencialmente hasta el hecho de llegar a memorizar modelos, datos de los libros de la noche a la mañana.  Estudiando en el Reino Unido, tuve la oportunidad de unirme a una actividad extraescolar en mi escuela llamada Combined Cadet Force (CCF) y elegías una sección, Ejercito (Army), Armada (Navy), Fuerza Aérea (RAF) o la Banda de música. Obviamente opte por la RAF, donde hice mi bautismo de vuelo en una Grob 115 Tutor en la base de RAF Leeming y me formé la base aeronáutica. Y desde entonces me di cuenta de que era a lo que quería dedicarme en la vida. No pude unirme más tarde a la RAF por la vista, por lo que decidí optar por la aviación comercial, que también es fascinante. Lo que quería era ganarme la vida volando.

Hice un curso de vuelo básico durante un verano en Sevilla, y también me ayudó a asegurarme de que quería convertirme en piloto.

Mi familia se ha dedicado a la hostelería y a la cocina Japonesa desde hace mucho tiempo, por lo que me apetecía también hacer algo diferente y ser el primero en dedicarse a la aviación.

¿Qué factores hicieron que escogieses CESDA para tu formación en el ámbito aeronáutico?

Durante mi estancia en el Reino Unido quise informarme de cómo podía llegar a ser piloto. Siempre pensé que debía ser por FTO (escuela) o por la vía militar, hasta que mi “Career advisor” de la escuela a la que asistía me habló de los grados universitarios de pilotos, ya que mi madre quería que fuera al menos a la universidad. Soy un ávido lector de ‘Avion Revue’ y siempre veía anunciado el CESDA, cuando vi que ofrecían un grado oficial de piloto se convirtió en mi primera elección.

Vi ofertas similares en el Reino Unido, pero debido a la meteorología peculiar de aquel país, las cancelaciones en los vuelos eran frecuentes (se debían recuperar las horas en verano en USA o Australia, sumándole el papeleo de los visados) y también mucho más caro con respecto al euro. Me plantee también Embry-Riddle en Florida debido a unos errores médicos que hubo haciendo el examen en el AME de Sevilla, pero igualmente era mucho más caro a pesar de ser en dólares.

Finalmente una vez pasado el Clase 1 en Barcelona, elegí definitivamente el CESDA por precio, oferta educativa, flota, horas de vuelo, localización y comunicación (4 vuelos diarios desde Barcelona a Sevilla y 2 servicios de AVE desde Camp Tarragona a Santa Justa).

¿Crees que salir de CESDA con una titulación oficial universitaria te ayudará a abrir más puertas?

Absolutamente. El hecho de tener un grado universitario te da un soporte y cuando buscas trabajo en empresas del sector aéreo les demuestras que estás preparado para sus procesos de entrenamiento y al desempeñar tu trabajo acorde con tu puesto.

Desde la lejanía, ¿cómo valora tu familia que estés estudiando para ser piloto?

Mi familia está acostumbrada a que los hijos estemos lejos. Mi hermana, actualmente, realiza sus prácticas de grado en Bruselas y ella estudió durante 5 años en el Reino Unido también. No todo siempre está al lado de casa y para conseguirlo tienes que moverte. Mis padres lo entienden y además están bastante contentos de que esté haciendo lo que me gusta.

Vengo de una familia asiática, y allí, en Asia, la profesión de piloto tiene bastante prestigio y esta muy bien valorada, por lo que mi familia se siente bastante orgullosa y pone bastante esperanza en mí, que desemboca en un esfuerzo doble o incluso triple. Además, soy el primero de mi familia que opta por esta vía.

foto-talo-shi-huang-2.jpg¿Cómo ves tu futuro a medio plazo? ¿Dónde te gustaría estar en unos años?

Acabo de empezar, por lo que estaría en unos años presentándome a los exámenes de Aviación Civil para la licencia. Me gustaría muchísimo irme a Japón a ejercer como piloto allí, sobre todo en alguna aerolínea del ANA Group (All Nippon Airways, Air Japan, ANA WINGS). Llevo desde hace tiempo aprendiendo japonés y lo estudio de manera autodidacta en mis ratos libres, incluso aprendo también terminología aeronáutica en dicho idioma de cara a alguna entrevista en alguna aerolínea nipona.

En tus prácticas de vuelo, alguna anécdota curiosa o interesante te habrá ocurrido. ¿La compartirías con nosotros?

Volando durante un curso de vuelo básico que hice en Sevilla un verano recuerdo que volábamos a un aeródromo, el de Villamartín en Cádiz, desde el aeródromo de los Alcores en Sevilla. Íbamos a hacer una toma y despegue cuando de repente al final del tramo de viento en cola a punto de entrar en base, hubo un tráfico con problemas lingüísticos.

Por iniciativa propia y consciente de la situación informé constantemente de mis intenciones y posición en inglés para poder garantizar la seguridad en todo el trayecto y de los tráficos de alrededor. Normalmente en los aeródromos de aviación general y sobre todo en los de ultraligeros, se suele hacer en español casi todo. Soy defensor de que todas las comunicaciones deberían ser en inglés, ya que es el idioma internacional de la aviación, incluso los exámenes para la licencia los realizamos en dicho idioma.

Comparte:
Síguenos
Facebook Twitter Instagram Linkedin Google+ Youtube
grau-per-blog

CESDA EN FACEBOOK

SUSCRÍBETE A CESDA BLOG

CESDA en Instagram