Rusia se apunta al crecimiento pese a todo

Publicado por CESDA el 08/07/2016 Publicado en ACTUALIDAD

Si hace unos meses China aseguraba tener listo su Comac C919 (con más de 500 pedidos), ahora es Rusia quien presenta por todo lo alto su alternativa a Boeing y Airbus. El nuevo Irkut MC21 es un nuevo ejemplo de avión diseñado para competir directamente con los B737 y A320 (especialmente en sus versiones MAX y NEO respectivamente). Su principal objetivo, al igual que Comac: Guerra de precios.

mc-21.jpg

El mercado está creciendo a pasos agigantados, los dos principales fabricantes de aeronaves priorizan a las grandes compañías, y ofrecen precios menos competitivos a aquellas con pedidos menores. Además, las sanciones impuestas a Rusia a raíz del conflicto en Ucrania han debilitado a las principales aerolíneas rusas, hasta el punto en el que la división low cost de Aeroflot se vio obligada a cesar su operación. Como es bien sabido, y al igual que China, Rusia tiene una política económica muy proteccionista, y era de esperar que hubiera una reacción clara en el sector aeronáutico. Ya desde 2006 el gobierno de Vladimir Putin puso en marcha la United Aircraft Corporation, para impulsar a los conocidos fabricantes Yakolev, Tupolev o Irkut, entre otros. Aún con una situación financiera en crisis, el gobierno decidió aprobó un plan especial para dar un acelerón a las aspiraciones de UAC, y recientemente se ha desvelado el resultado. El fabricante afirma que el Irkut MC21 competirá con Airbus, Boeing y Comac no sólo en precio, sino también en consumo: Prometen un 23% de ahorro de combustible respecto al Boeing 737NG (el más extendido en Europa ahora mismo, utilizado por Ryanair o Norwegian Air Shuttle) y un 10% respecto a los nuevos B737MAX y Airbus A320NEO (los más demandados actualmente).

mc21.gif

Hace unos meses Airbus publicaba sus exageradas cifras de demanda en la India, y la duda planteada era si los fabricantes podrían abastecer el crecimiento del sector en Asia; ahora un nuevo jugador da un golpe de autoridad y se postula junto a Comac para llegar allí donde los grandes los lleguen. Y si se cumple la promesa de precios competitivos y consumo reducido, podrían conseguir hacerse con un gran volumen de negocio, al menos en Asia.

0_54fa5_3e382245_xl.jpg

En los años de la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría, la Unión Soviética solía llenar campos de vuelo con fuselajes de aviones huecos o abandonados para aparentar que tenían la flota de aviones más grande del mundo. ¿Será el C-21 ese avión perfecto prometido, o estamos ante un fuselaje de propaganda nacional?

Comparte:
Síguenos
Facebook Twitter Instagram Linkedin Google+ Youtube
grau-per-blog

CESDA EN FACEBOOK

SUSCRÍBETE A CESDA BLOG

CESDA en Instagram