‘Este y otros curso para perder el miedo a volar obtienen un nivel de éxito de un 90 %’

JOAN ROMERA / PSICÓLOGO CLÍNICO

Master en Terapia de Conducta, organizado por la UNED en colaboración con la Fundación Universidad-Empresa e integrante del “Grupo de Emergencias y Desastres Psicológicos” del Colegio Oficial de Psicólogos de Cataluña. Desde Enero de 1989 regenta consulta privada de psicología clínica infantil y de adultos en Tarragona. Perito psicológico en tribunales de justicia. Actualmente director del Centro Residencial de Acción Educativa La Pastoreta de Reus.

"CESDA, Piloto aviación comercial, Escuela de pilotos, Miedo a volar"¿Podríamos decir que el miedo a volar es un hecho más común del que nos pensamos entre las personas que cogen un avión?

Se considera que afecta a un 25% de la población, a un 15% le supone un malestar y una ansiedad considerable y el 10% restante evita totalmente viajar en avión, lo que provoca un sentimiento real de frustración e insatisfacción, a nivel personal (condiciona actividades familiares de ocio y de calidad de vida) y/o a nivel laboral (rechazar ofertas de trabajo y/o perder oportunidades de ascender).

¿Qué síntomas ponen de manifiesto que este miedo debe ser tratado por especialistas?

El miedo a volar se clasifica dentro de los trastornos de ansiedad, en concreto entre  las fobias denominadas específicas, que requieren tratamiento ya que raramente se resuelve espontáneamente; al contrario, si no es tratada por especialistas se generaliza y se intensifica.

Los aerofóbicos presentan básicamente tres tipos de respuestas que deben tratarse por un especialista:

- Los cambios fisiológicos. Los más frecuentes son la palidez, hiperventilación, sudoración, taquicardia, sensación de falta aire y ahogo.

- Respuestas conductuales de evitación, huida y histerismo.

- Sentimientos internos y obsesivos de frustración, angustia, inseguridad, displacer.

¿Cuál es el perfil mayoritario de las personas que tienen miedo a volar?

Son personas con un nivel intelectual medio alto, instruidos, creativos e imaginativos. También se caracterizan por ser personas responsables, perfeccionistas, exigentes y desconfiadas. Sobretodo con un marcado temor a perder el control.

Los miedos más frecuentes que verbalizan, son: Hacer el ridículo, altura, espacios cerrados, verme como un/a cobarde, turbulencias, caiga un rayo, atravesar las nubes, presentar una crisis de angustia, al despegue, al aterrizaje, etc.

¿Dónde podemos encontrar las causas a éste sufrimiento a la hora de coger un avión?

Los mecanismos de adquisición del miedo a volar son múltiples y variados, pero los más frecuentes son: falta de información sobre los aspectos técnicos y de seguridad de un vuelo, experiencias traumáticas vividas por uno mismo o por otros, influencias familiares (sobreprotección, imitación, separación), otras patologías (ansiedad generalizada, claustrofobia, agorafobia), así como factores culturales y sociales aprendidos.

¿La desinformación o por el contrario, el exceso de información no siempre fundamentada a través del mundo on-line alimenta este miedo?

La inundación de información de los medios de comunicación se van grabando en nuestras mentes y se retroalimenta a través nuestros pensamientos negativos y catastrofistas. Por ello, el miedo se debe afrontar por medio de información adecuada y afrontarlos mediante las técnicas y habilidades que enseñamos en nuestro curso. Es decir, bloqueando los pensamientos intrusivos negativos y  transformar estos pensamientos mediante nuestro propio lenguaje interno positivista y realista.

Los días 16 y 17 de Febrero se celebrará en CESDA este curso que comenta para perder el miedo a volar. ¿En qué se basa?

Es un curso intensivo y diseñado en día y medio, el sábado todo el día y el domingo por la mañana. Para un grupo reducido de alumnos.

Está impartido por una piloto de CESDA quien aporta todos los aspectos técnicos del vuelo, como la rigurosa formación de los pilotos, los complejos sistemas de seguridad de los aviones, las diferentes revisiones del aparato antes del vuelo o los distintos tipos de turbulencias y ruidos que acontecen durante un vuelo.

Yo, como psicólogo, les explico cómo y cuando aparece el miedo, qué síntomas provoca. Posteriormente les enseñamos unas técnicas, habilidades y herramientas que les servirán para reducir y controlar la ansiedad: control de la hiperventilación, técnicas de relajación y técnicas para regular los procesos de pensamientos negativos automáticos intrusivos.

En este curso, vamos a integrar una nueva técnica basada en la digitoacupuntura denominada “Técnicas de Liberación Emocional” aplicadas al miedo a volar.

Después de poder ver la flota de aviones del CESDA, los participantes en el curso pueden experimentar la sensación de volar, bien sea en uno de los simuladores del centro o bien en uno de sus aviones.

¿Qué aceptación han tenido en otros cursos similares que han celebrado en CESDA?

Es el único curso de estas características de nuestro territorio. Se esta integrando progresivamente con una alta aceptación. Creemos que tenemos  un alto potencial de alumnos, ya que es una zona con muchos ejecutivos y empresarios que tienen la necesidad de viajar y volar, tenemos una Universidad de prestigio y una gran oferta turística.  Es más, del anterior curso que realizamos quedo algún alumno en lista de espera.

Una persona que sufre este miedo, ¿podrá llegar a coger un avión con normalidad?

Este y otros cursos que se realizan con contenidos y estructura semejante al que realizamos nosotros, obtienen un nivel de éxito de un 90 %. Hay multitud de ejemplos que por medio de estos cursos para afrontar el miedo a volar o por situaciones particulares no han tenido más remedio que realizar el viaje en avión, han podido controlar y dominar la situación fóbica. Una señora fue premiada con un viaje a México y después de 30 años sin volar, actualmente vuela con normalidad por todo el mundo.

¿Recuerda algún otro caso especialmente relevante, en que el protagonista haya podido superar finalmente esta fobia?

Una señora que asistió a nuestro curso, hacia muchos años que no volaba a pesar de que su hijo es piloto de aviación, debido a que tuvo una experiencia negativa con unas fuertes turbulencias y, al realizar el curso, vuela con normalidad, le entusiasma aportar su experiencia particular a otros alumnos.

Otro chico que también asistió al curso, nunca había volado y solamente de pensarlo tenía sintomatología ansiosa muy alta. Su novia le puso un ultimátum seriamente, y actualmente ambos disfrutan y pueden realizar viajes vacacionales de largas distancias.

Para finalizar, ¿puede ofrecer algunos consejos prácticos a personas que al leer esta entrevista se pueda sentir identificados/as?

Deben hacer un propósito firme para afrontar lo que nosotros denominamos “superar el miedo al miedo”. Y les aconsejaría que utilicen las técnicas aprendidas en nuestro curso, como:

- Tener toda la información de los aspectos técnicos y de seguridad de un avión.

- Pensar en positivo teniendo en cuenta la información adecuada sobre los aspectos técnicos de un vuelo y su seguridad. Realizar un autodiálogo racional.

- Postura y respiración correcta, ayudado de una relajación.

- Durante el vuelo realicen conductas distractorias y de control de pensamiento.

- Si tienen una crisis, identifíquenla, acéptenla y esperen a que disminuya.

- Autorefuerzo y alabarse por los logros y beneficios alcanzados.

Comparte:
Síguenos
Facebook Twitter Instagram Linkedin Google+ Youtube
grau-per-blog

CESDA EN FACEBOOK

SUSCRÍBETE A CESDA BLOG

CESDA en Instagram