Rosinenbomber, aviones bombarderos de esperanza

Publicado por CESDA el 12/05/2016 Publicado en ACTUALIDAD

Hoy día 12 de mayo es el aniversario del fin del bloqueo soviético sobre Berlín Oeste. La parte occidental de la ciudad pasó años conectada al mundo casi únicamente por medio aéreo. Fue en ese contexto en el que los llamados Rosinenbomber, los aviones que evitaron una grave crisis de abastecimiento, se convirtieron en icono de la esperanza y de la mirada al futuro de la sociedad berlinesa del oeste.

"CESDA, Piloto aviación comercial, Escuela de pilotos, Aeropuerto de Tempelhof"

En los duros tiempos de posguerra el gobierno soviético decidió bloquear el abastecimiento a la parte occidental de Berlín (controlada por británicos, franceses y estadounidenses) para forzar la retirada de los aliados. Los alimentos, provisiones y medicamentos no podían llegar por tierra, y se veían obligados a hacerlo por aire. El emblemático Aeropuerto de Tempelhof, uno de los más longevos de la historia hasta que cerró sus operaciones en 2008, era el vínculo que Berlín oeste mantenía con la parte occidental del Telón de Acero. Desde él operaban aviones de las tres potencias que controlaban el Berlín rodeado. Los más utilizados eran los Douglas C-47 Skytrain y los DC-54 Skymaster. Pronto se convirtieron en un símbolo del anhelo de los ciudadanos por acabar algún día con el aislamiento al que estaban sometidos.

Alrededor del Aeropuerto de Tempelhof, muchas familias se congregaban para ver aterrizar a los aviones, una práctica que se convirtió en entretenimiento habitual de los niños. Los pilotos no tardaron en darse cuenta y algunos de ellos empezaron a lanzar pequeños paquetes en paracaídas con dulces (pasas más comúnmente, que eran las chucherías de la época). Los niños se aplegaban a lo largo del tramo de aproximación final de los aviones para recoger con ilusión aquellos paquetes que caían de los aviones.

"CESDA, Piloto aviación comercial, Escuela de pilotos, Rosinenbomber"

Así es como se bautizó a estos como Rosinenbomber (“bombarderos de pasas” en alemán), y así es como nació el emblema de la resistencia y la esperanza contra el bloqueo soviético. El 12 de mayo de 1949, viendo que el puente aéreo establecido conseguía abastecer Berlín, la Unión Soviética decidió poner fin a dicho bloqueo.

"CESDA, Piloto aviación comercial, Escuela de pilotos, Rosinenbomber"

Pocos Rosinenbomber se han conservado hasta el día de hoy. Algunos están expuestos en museos (dos de ellos en Berlín, otro en Bonn y otro en Estados Unidos). El último de ellos que se mantuvo aeronavegable, un DC-47 estuvo operando desde Schönefeld haciendo vuelos turísticos, recordando sus tiempos como bombardero de esperanza. Pero en 2010 sufrió un aterrizaje fallido que provocó daños que lo obligarían a quedarse en tierra. La fundación “Rettet den Rosinenbomber” (“Salvar a Rosinenbomber”) recoge fondos desde entonces para reparar el avión bajo el lema “él nos salvó a nosotros, ahora tenemos que salvarlo nosotros a él”.

"CESDA, Piloto aviación comercial, Escuela de pilotos, campo de refugiados"

El Aeropuerto de Tempelhof cumple hoy una función que parece una ironía del destino. Desde el pasado año acoge el campo de refugiados más grande de Alemania, donde acuden víctimas de las guerras modernas. Pero algo ha cambiado. El lugar donde acudían en el pasado madres, padres e hijos con ilusión es hoy en día un sitio habitado por madres y padres que han perdido toda esperanza y que no pueden vislumbrar un futuro mejor para sus hijos. Quizás “Salvar a Rosinenbomber” sea algo simbólico, quizás conseguir hacer despegar ese espíritu de nuevo sea exactamente lo que necesita Europa.

"CESDA, Piloto aviación comercial, Escuela de pilotos, Bloqueo soviético"

Comparte:
Síguenos
Facebook Twitter Instagram Linkedin Google+ Youtube
grau-per-blog

CESDA EN FACEBOOK

SUSCRÍBETE A CESDA BLOG

CESDA en Instagram