JetFly, a low-fare way to fly

Borja Perera

Desde que empecé en el mundo de la aviación, la gestión de las aerolíneas me ha apasionado. Es por esto que al cursar la retitulación del grado universitario de CESDA opté por presentar como trabajo de final de grado un business plan real, basado en la creación de una aerolínea de pequeño tamaño operando Very Light Jets.

Debido a la coyuntura económica actual, las grandes inversiones no suelen aprobarse fácilmente por las entidades financieras, así que diseñé un proyecto de aerolínea con una estructura de costes delgada, donde las necesidades y los picos financieros fuesen mínimos, y así depender al mínimo de los bancos. De hecho, la aportación inicial de los socios para lanzar JetFly es de 300.000€.

El proyecto consiste en adquirir una Cessna Citation Mustang (reactor de cuatro pasajeros más dos tripulantes) a través de renting y localizarla en una zona de Europa donde se pudiese mover fácilmente, estando a pocos minutos de vuelo de grandes urbes. Después de realizar un estudio económico de las diferentes zonas, se decidió localizar el avión en la zona oeste de Alemania, ya que es la zona más industrializada de Europa.

Según el business plan, el segundo avión llegaría al cuarto año, donde nuestra facturación lógicamente se multiplicaría y es allí donde la aerolínea empezaría a tener capacidad de expansión.

JetFly, como se comentó al principio, es una start-up, y como todas ellas, necesita de todo el capital posible para hacer crecer y rentabilizar la empresa. Es por esto que la estructura humana también sería la justa y necesaria para que fuese aprobada por Aviación Civil española. Constaría de un gerente, un administrativo, dos comandantes, dos copilotos y un comercial, que se encargaría de vender los vuelos a los futuros clientes.

Parte del éxito de JetFly se basa en que gran parte de las actividades de la compañía están subcontratadas. De esta forma se consigue mantener unos costes bajos, pero al mismo tiempo una buena productividad; mantenimiento, training de las tripulaciones, handling, gestoría, y un largo etc... que hacen viable la existencia de JetFly.

Según los cálculos, el break-even por avión estaría en las 368 horas de vuelo. Es decir, a partir de allí es donde la compañía empieza a ganar dinero ya que habrian cubierto los costes fijos. Según nuestra planificación de ventas, el primer año se venderían 318h, el segundo 462h, el tercero 556h, el cuarto (con dos aviones) 954h y el quinto año (con dos aviones) 1.194h.

Otro de los factores clave es lógicamente el PVP basado en el single-price policy. Esto significa que la hora de vuelo se vendería siempre a 2.250€/h + tasas y las empty legs (cuando el avión se posiciona y vuela sin pasajeros) a 1.700€/h. Como se puede observar, la política de precios es más que correcta y se sabe que estamos posicionados como una de las compañías más económicas, punto clave para diferenciarnos, ya que es el precio que según varios estudios, el pasajero de negocios que viaja en este tipo de aviones VLJ, es el que está dispuesto a pagar.

Como conclusión me gustaría comentar, que desde siempre se ha especulado que una aerolínea  es una fuente de importantes perdidas de dinero, pero personalmente creo que si detrás de un buen proyecto hay gente competente para gestionarla, sacar rentabilidad a una empresa de este tipo, es más que posible ya que  por ejemplo JetFly es capaz de tener un ROA (Return On Assets) de aproximadamente 20%.

En la siguiente tabla se puede observar una grafica de los beneficios obtenidos por parte de JetFly en los 5 años en los que se ha basado el business plan. El primer año es el único que se entra en perdidas debido a las inversiones necesarias para poner en marcha la compañía. El cuarto año el beneficio es inferior a el resto de años ya que es cuando se realizan las nuevas inversiones para  la expansión de la compañía.

"CESDA, Piloto aviación comercial, Escuela de pilotos"

Comparte:
Síguenos
Facebook Twitter Instagram Linkedin Google+ Youtube
grau-per-blog

CESDA EN FACEBOOK

SUSCRÍBETE A CESDA BLOG

CESDA en Instagram